Techos Verdes con Panel aislante

Las azoteas verdes se han convertido en componente fundamental para el desarrollo urbano sostenible contribuyendo a fomentar la absorción de CO2 y a filtrar el aire, pero también a optimizar el aislamiento térmico y acústico del edificio sobre el que se instala.

Es esencial decidir qué tipo de cubierta vegetal se quiere instalar ya que cada tipología tiene unas características y requerimientos diferentes.

Existen tres tipos de cubiertas verdes: extensivas, intensivas y semi-intensivas.

Las extensivas, también llamadas cubiertas ecológicas, están constituidas por vegetación nativa de poco tamaño como especies de sedum, plantas vivaces o algunas gramíneas. Requieren muy poco mantenimiento y poca cantidad de agua y sustratos ya que el abastecimiento de agua se realiza de forma natural. Se caracterizan por ser ligeras al tener un espesor que no llega a los 10 cm.

Las intensivas se utilizan plantas, árboles y arbustos. Es como construir un jardín en el tejado o la terraza, por eso también se denominan cubiertas ajardinadas. Tienen un espesor de vegetación mayor a 20 cm por lo que requieren un mayor mantenimiento y tienen más coste que las cubiertas ecológicas. Al ser pesadas, necesitan reforzar más la estructura de la cubierta.

Las cubiertas semi-intensivas son una combinación de las dos tipologías anteriores. Tienen una profundidad de entre 13 y 15 cm y son ideales para tejados finos que puedan ser accesibles. En comparación con la cubierta extensiva, tiene más variedad vegetal ya que puede contener plantas herbáceas, césped o pequeños matorrales.

Con el objetivo de dar solución a los proyectistas que precisan de soluciones innovadoras para sus construcciones ajardinadas, se cuenta hoy con panel aislante ISOCINDU dentro de su línea de productos el ISODECK TPO e ISODECK PVSTEEL, ambos con características de alta resistencia que lo convierte en el terreno idóneo para plantar este tipo de superficie vegetal.

Optar por una cubierta verde con panel permite obtener las siguientes ventajas:

  1. Ahorro energético: un mejor aislamiento térmico reduce el consumo de energía.
  2. Aislamiento térmico: protección del edificio frente a cambios térmicos, rayos UV y agentes atmosféricos.
  3. Retención de agua: la pérdida de agua se reduce de 50 a 90%.
  4. Aislamiento acústico: Absorción acústica, los techos verdes reducen el ruido hasta 3 dB.

Para conocer más características y el producto ideal a utilizar en tu techo verde contáctanos y opten una asesoría profesional con Lamypanel.

Cotiza por WhatsApp